La clase de inglés del pasado viernes, de hora y media de duración, la empleamos en hacer entrevistas y detallar descripciones, lo que resultó entretenido a la par que divertido.
Empezamos con una entrevista a Dave Buckham y Veronica Spice (nombres ficticios de dos personajes muy famosos) sobre ciertos rumores acerca de supuestas desavenencias en la pareja. Dos alumnos se metieron en la piel de los entrevistados, mientras que las preguntas se las hacía otro alumno. Todo bajo la supervisión de la profesora.
El entrevistador dispuso de un tiempo para elaborar preguntas, que debía formular en inglés, que a su vez tenían que ser respondidas en la misma lengua por cada uno de los entrevistados. Se dieron situaciones y respuestas divertidas que nos hicieron disfrutar del momento y reírnos con las ocurrencias.
Terminado este ejercicio, hubo que hacer otro de carácter descriptivo. Si en el anterior había que improvisar, en este fue necesario expresar oralmente con la mayor precisión posible lo que veíamos en las imágenes que nos había facilitado la profesora.
Dado que se trataba también de un ejercicio de comprensión, mientras unos compañeros (distribuidos por parejas) detallaban de qué elementos estaba compuesta la habitación que se mostraba en las imágenes, los otros tenían que dibujar sobre una hoja en blanco las piezas que se les iban describiendo y colocarlas en otra habitación en el mismo orden y distribución que se les señalaba.
Este ejercicio requiere atención para interpretar correctamente el mensaje, de manera que no solo se identifiquen las instrucciones (al lado de la puerta hay un armario, a la izquierda de este una mesa con cuatro cajones y sobre esta una lámpara encendida con un cenicero al lado, etc., etc.), sino también los elementos y orientaciones que los compañeros nos iban describiendo.
No sabemos qué nos traerá la próxima clase, que comenzará a las 19.30 del miércoles, pero es seguro que la profesora nos volverá a sorprender.